Córdoba: los bomberos combaten dos focos de incendios que continúan activos

Más de 200 bomberos, con la ayuda de aviones hidrantes y helicópteros, continuaban esta tarde trabajando para combatir dos grandes focos de incendios forestales que siguen arrasando montes y pastizales en cercanías de las localidades cordobesas de La Calera, Cosquín y Capilla del Monte, en tanto que hay cuatro detenidos sospechados de iniciar fuegos.

Las llamas que cubren la zona del norte del Valle de Punilla desde Capilla del Monte para el lado de Cruz del Eje son la continuación de los incendios que comenzaron hace más de una semana en el departamento Ischillín, y que por la acción del viento llegaron a la zona, donde el domingo se vivió el día más dramático cuando se quemaron al menos siete viviendas.

Los especialistas aseguran que llevará mucho tiempo recuperar la flora y la fauna afectada por los incendios que, según indicó el director de Defensa Civil, Diego Concha, “son los más grandes de los últimos 12 años”.

El otro foco, el que baja del cerro Pan de Azúcar hacia la localidad de La Calera, San Fernando y el paraje Casabamba, habría sido iniciado por la mano del hombre, y por esa situación fueron detenidas cuatro personas: dos menores de edad, una mujer de 59 años y un hombre de 34, quienes quedaron a disposición de la Fiscalía de Instrucción de Cosquín, a cargo de Paula Klem.

Mientras, el Gobierno provincial montó una Base de Operaciones de atención de la contingencia (en Colonia IOSE Cosquín), donde se reunieron los ministros de Desarrollo Social, Juan Carlos Massei, y de Seguridad, Alfonso Mosquera, junto al subsecretario de Gestión de Riesgo y Protección Civil de la Nación, Gabriel Gasparutti.

Gasparutti explicó a la prensa, luego de su llegada a Cosquín, que se incorporaron al operativo cuatro aviones hidrantes y un helicóptero de la Policía Federal, en tanto que ayer el presidente Alberto Fernández se comunicó con el gobernador Juan Schiaretti para poner los recursos de la Nación a disposición, explicó el propio mandatario provincial.

“En función del análisis que hagamos aquí con la gente del Comité de Emergencia evaluaremos la posibilidad de conseguir otros recursos más que puedan estar disponibles”, remarcó Gasparutti, y explicó que se quedarán hasta que la emergencia concluya.

Por el momento no hay datos de la cantidad de hectáreas que se dañaron, mientras desde el Gobierno de Córdoba continúan las tareas de relevamiento en todas las zonas afectadas a través de la Dirección General de Agencias Zonales del Ministerio de Agricultura y Ganadería, con colaboración de las autoridades locales y legisladores de cada zona.

Por otra parte, el vicepresidente segundo de la Federación Agraria Argentina (FAA), Agustín Pizzichini, consideró hoy que “es necesario modificar” la ley de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos de Córdoba, para “prevenir y evitar los incendios mediante la intervención” humana en los montes susceptibles de prenderse fuego.

El gobierno provincial montó una base de operaciones en Cosquín para coordinar el combate a los incendios.El gobierno provincial montó una base de operaciones en Cosquín para coordinar el combate a los incendios.
“Tenemos una ley que no permite hacer pastura, ni recolección de leña seca, ni pircas, ni contrafuegos”, dijo a Télam Pizzichini, y afirmó que esos impedimentos generan las condiciones para los incendios.

El ruralista cordobés sostuvo que los incendios que hoy se registran en distintos puntos de la provincia “podrían evitarse” si se permiten “intervenciones controladas y responsables en los montes y los bosques nativos, para cultivar pasturas y extraer la leña seca”, un combustible que expande rápidamente las llamas.

Entre anoche y la madrugada de hoy la Policía Caminera realizó cortes de ruta en el sector norte de Punilla en la RN 38 a la altura de Capilla del Monte, como también en el puente José Manuel De la Sota, en cercanías a la Comuna San Roque, en ambos casos por la escasa visibilidad que provocaba el humo, que se pudo percibir también en la capital provincial.

Continúa muy activo el foco que está en zona de Los Terrones y que, en estos momentos, se dirige hacia el cerro Uritorco y de Ojo de Agua“, dijo Concha esta mañana a los medios locales.

El funcionario añadió que se trabajó hasta la madrugada en la zona de Tramontana en donde se debió proteger una confitería y tres viviendas. Además, “hubo que evacuar gente de El Faldeo y realizar un trabajo técnico en el sector denominado San Salvador, en dirección a Ojo de Agua, porque la preocupación era que el fuego volviera a cruzar hacia la ruta nacional 38”, a la vez que aclaró que aún hay más de 100 evacuados desde el domingo.

La esperanza para las autoridades y los bomberos llega de la mano de un alerta meteorológica prevista para esta noche por tormentas y lluvias fuertes para el centro y norte de la provincia.

Mientras tanto, el viento disminuyó aunque la temperatura elevada, superior a los 25 grados, colabora con la combustión del terreno, en donde no se registran precipitaciones de consideración desde el pasado mes de abril.

Dejá una respuesta