La Comisión de Acuerdos del Senado debate los traslados de dos camaristas porteños

La Comisión de Acuerdos de la Cámara de Senadores debatirá esta semana el traslado de los camaristas porteños Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, una discusión que prevé nuevas tensiones entre el oficialista Frente de Todos y la oposición de Juntos por el Cambio, que considera que esa audiencia debería declararse nula.

El oficialismo buscará analizar la situación de Bruglia y Bertuzzi el próximo viernes, en una audiencia que se realizará por videoconferencia y que está prevista para las 10.30.

Los dos jueces integraban un Tribunal Oral Federal con sede en Comodoro Py 2002 y, durante el gobierno de Mauricio Macri, fueron trasladados para cubrir dos vacantes en la Cámara Federal, la primera instancia de revisión de lo actuado por los doce juzgados federales de instrucción del fuero de excepción.El conflicto se inició cuando el oficialismo planteó en el Consejo de la Magistratura revisar esos traslados al entender que fueron dispuestos de manera irregular, tanto por las diferentes funciones de los cuerpos que integraron antes y la falta de acuerdo del Senado para que se concretara esa medida.

Los jueces fueron nombrados titulares de dos vacantes en la Cámara por medio de un decreto del expresidente Macri en 2018, con cinco meses de diferencia.

Ambos eran compañeros en el Tribunal Oral Federal 4 que funciona -al igual que la Cámara- en el edificio de Comodoro Py 2002.

Bruglia había llegado a la vocalía de la sala I de la Cámara el 1 de diciembre de 2016, designado como subrogante y durante pocos meses actuó en paralelo a sus funciones como juez de Tribunal Oral.

Posteriormente pidió licencia como juez de Tribunal Oral y se dedicó sólo a la subrogancia en la Cámara, que actúa como primera instancia de revisión de todas las decisiones de los doce juzgados de instrucción, que tramitan causas por corrupción en la función pública, narcotráfico y trata de personas, entre otros delitos federales.

A fines de 2017, luego de que fuera destituido su hasta entonces compañero de sala, el camarista Eduardo Freiler, Bruglia pidió al Consejo de la Magistratura ser nombrado titular en la Cámara, algo que se concretó el 6 de abril de 2018 por decreto 278.

En septiembre de ese mismo año, su excolega del TOF 4, Bertuzzi, fue nombrado también por decreto presidencial en una vocalía de la sala I de la Cámara.

Bruglia y Bertuzzi acudieron mediante un recurso de “per saltum” a la Corte Suprema de Justicia para evitar que el Senado nacional los remueva de sus cargos y, en simultáneo, apelaron el rechazo del amparo que presentaron contra la revisión de sus traslados producido en primera instancia.

Los magistrados pretenden entonces, a través de esa doble vía, mantenerse en sus puestos, en los que fueron nombrados por el Gobierno de Cambiemos.

El pedido de “per saltum” es para que el máximo tribunal avoque -o sea tome para sí- el tratamiento y resolución de una causa salteando instancias inferiores.

Además, presentaron una acción de amparo -rechazada en primera instancia y actualmente en estudio de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal- para que se declare la inconstitucionalidad de la decisión de revisar sus nombramientos.

Ambos argumentan que recibieron acuerdo del Senado cuando fueron designados en sus cargos de origen, en el Tribunal Oral Federal 4 desde 1993 en el caso de Bruglia.

Bertuzzi por su parte recibió acuerdo del Senado para ser titular en un Tribunal Oral Federal de La Plata en el 2008, desde donde luego pasó al fuero porteño.

Mientras el oficialismo pretende avanzar con la audiencia, el interbloque de Juntos por el Cambio presentó esta semana una nota a la presidenta de la Comisión, la mendocina Anabel Fernández Sagasti, argumentando que el tratamiento de los pliegos “se encuentra viciado de nulidad”.

“A efectos de no avanzar con un proceso de la relevancia institucional que tiene la Audiencia Pública para dar acuerdo a pliego de jueces federales, en un procedimiento que se encuentra viciado de nulidad desde su origen, consideramos que esta Audiencia Pública debe ser dejada sin efecto de manera inmediata”, expresa la misiva.

Desde Juntos por el Cambio argumentan que la convocatoria a audiencia carece de validez porque “dicha modalidad no se encuentra prevista en el Reglamento del Senado de la Nación”.

Además, afirman que la convocatoria efectuada “no cumple con el requisito de haber sido publicada con no menos de quince días corridos de antelación respecto de la realización de la misma”.

“El Senado no puede avanzar en el tratamiento de pliegos, años después de que estos jueces federales se encuentran cumpliendo funciones en sus respectivas jurisdicciones y sin que alguien hubiera objetado los mismos en el plazo y la forma pertinente. Estos traslados constituyen actos jurídicos firmes y consentidos y el único poder del estado con competencia para declararlos nulos y retrotraer alguna situación, es el Poder Judicial de la Nación”, señala la nota.

Dejá una respuesta