La Corte sigue sin acuerdo para definir la situación de los jueces con sus traslados suspendidos

La Corte Suprema de Justicia concluyó su reunión habitual de acuerdo de los martes sin lograr definir la situación de los jueces con sus traslados suspendidos Pablo Bertuzzi, Leopoldo Bruglia y Germán Castelli, a poco de cumplirse un mes desde que el máximo tribunal aceptara abrir esa instancia a pedido de los magistrados.

Como es habitual, la reunión de acuerdo de los ministros comenzó cerca de las 11 y se prolongó cerca de una hora, bajo la modalidad de encuentro virtual para sostener las medidas preventivas contra la pandemia de coronavirus.

En la reunión se discutió el “per saltum” concedido a los tres jueces pero “no se avanzó” en una postura de consenso que permita dar un fallo sólido, comentó una fuente del alto tribunal a Télam.

La Corte admitió el recurso de los magistrados el 29 de septiembre pasado y a casi un mes de la decisión los ministros parecen tener dificultades para arribar a una postura que, al menos, lleve la firma de tres de sus miembros en la parte dispositiva.

A casi un mes de la decisión los ministros parecen tener dificultades para arribar a una postura que, al menos, lleve la firma de tres de sus miembros

La intervención en la discusión por la validez de los traslados de los jueces fue propiciada por el presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, quien convocó a un “acuerdo extraordinario” para discutir los recursos de Bertuzzi, Bruglia y Castelli, finalmente aceptadas.

El resto del tribunal percibió la iniciativa de Rosenkrantz como una presión para intervenir en un tema que ya había sido definido por el Consejo de la Magistratura y el Senado de la Nación y traía una politización creciente.

Los saltos por instancias suelen definirse en la Corte con mayor celeridad ya que se estima que hay un derecho afectado que reviste una gravedad tal como para que intervenga directamente la más alta instancia de la justicia.

Desde el comienzo la Corte deslizó que buscaba un “fallo de equilibrio”, lo más lejos posible de un pronunciamiento político, aún cuando la decisión de avalar o rechazar el traslado de los jueces es una decisión que no admite posturas intermedias y se leerá como una decisión con impacto en la puja oficialismo-oposición.

Sin embargo, en la Corte no hay apresuramientos y entienden el proceso de toma de decisión en estos expedientes como parte de la dinámica lógica de cualquier órgano colegiado que debe buscar acuerdos.

En este sentido, los cinco miembros de las Corte volverán a verse este jueves a través de sus pantallas, es decir que cuentan con dos días para avanzar en la decisión inapelable que resuelva los reclamos de los jueces federales.

Dejá una respuesta