La importancia del control prenatal para prevenir el parto prematuro

El derecho al acceso al control prenatal es el primero de los diez derechos del prematuro, que se conmemoran en esta semana. Por ello, el Ministerio de Salud de la Provincia, a través de su ciclo Salud Responde, dialogó con la Licenciada en Obstetricia Rosana Panzoni, coordinadora de la UPA Nº 21 del Barrio La Católica, quien profundizó sobre la importancia de los controles prenatales y cómo acceder a ellos en tiempos de pandemia.

En este contexto de pandemia, la atención primaria de la salud se reorganizó para dar respuesta a todas las necesidades de la población, la Licenciada Panzoni, habló al respecto del control del embarazo, y dijo que, “normalmente se solicita un mínimo de cinco controles, pero en este momento de pandemia, hemos bajado esa frecuencia y pedimos mínimo tres visitas o si se puede cuatro”. Se debe acudir al servicio de salud con el barbijo correctamente colocado, no tener sintomatología del virus y al ingreso se controla la temperatura y se higieniza con alcohol.

Con respecto a las consejerías, Roxana Panzoni explicó que “se dan de forma telefónica y los controles de forma presencial. El primer contacto puede ser por vía telefónica, hacemos los pedidos de laboratorio, ecografía, control odontológico y demás, en el recetario que es enviado a través de fotos a las mujeres”. También hizo hincapié en la conveniencia de programar los turnos de los controles de diferentes servicios, en el mismo día y lugar, para que la madre acceda a todos ellos en el momento y luego no deba regresar un día diferente al centro de salud.

La primera consulta se recomienda entre la semana 10 y la semana 14 de gestación, es el periodo de formación del bebé y por ello se puede actuar tempranamente para evitar malformaciones. En este sentido la licenciada aclaró que, mientras que el segundo control está programado entre las 20 y 22 semanas y un tercer control en la semana 28 aproximadamente, de ser posible el cuarto control, “este sería llegando prácticamente al término”

Considerando que un bebé prematuro es aquel que no cumple con las 37 semanas de gestación, se deben tener en cuenta los controles médicos para poder anticipar esta situación que puede generar complicaciones.

La licenciada Panzoni comentó además que “las consultas médicas son muy importantes ya que pueden detectar las amenazas de partos prematuros y de esta manera se puede derivar a tiempo a la madre. No es la misma situación de esa mamá que recibió toda la atención como corresponde, a esa mamá que tuvo los controles a medias o no llegó a completarlos”.  Para finalizar, manifestó  “lo que queremos es que tengamos cada vez menos niños prematuros, que sea un acceso amplio al control prenatal de las madres, para evitar esta situación” finalizó.

Los turnos para controles de embarazo, y demás servicios, se pueden solicitar mediante teléfono o por redes sociales al centro de salud más cercano al domicilio.

Dejá una respuesta