Desde el laboratorio Richmond aseguran que el acuerdo por la Sputnik V “garantiza un futuro de abastecimiento”

La directora de Asuntos Técnicos y Científicos del laboratorio Richmond, Elvira Zini, celebró la puesta en marcha de un acuerdo con Rusia para fabricar en Argentina la vacuna Sputnik V contra el coronavirus, y destacó que la decisión “garantiza un futuro de abastecimiento”.

“Estamos apuntando a tener plantas de vacunación porque pensamos que lamentablemente este tipo de pandemia llegó para quedarse”, dijo Zini, y remarcó que “nos garantiza un futuro de abastecimiento” de dosis para inmunización.

El laboratorio Richmond anunció este viernes que firmó un memorándum de entendimiento con la Sociedad Gestora del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), para producir la vacuna Sputnik V, en un desarrollo en el que participará el laboratorio indio Hetero.

“Estamos apuntando a tener plantas de vacunación porque pensamos que lamentablemente este tipo de pandemia llegó para quedarse”Elvira Zini, directora de Asuntos Técnicos y Científicos de Richmond
“Se firmó una carta de intención que inicia un acuerdo en el que hay tres patas: el Instituto Gamaleya (desarrollador de la Sputnik V), nosotros y la empresa india Hetero, que es un socio estratégico nuestro hace muchos años, que ya está transfiriendo el proceso en India”, detalló Zini en diálogo con radio La Red.

La licenciada aseguró que “es bastante probable que los virus muten y tengamos que hacer otra vacuna”, con lo cual -agregó- este desarrollo “nos va a garantizar esta tecnología en un futuro mediato, no inmediato”.

Al respecto, dijo que Richmond, que tiene una planta en el municipio bonaerense de Pilar, construirá una nueva para la fabricación local de la Sputnik V y estimó que, “si somos eficientes, en entre 18 y 24 meses, por ahí tenemos vacunas fabricadas en esa planta en la Argentina”.

En este punto, dijo que se transita una “fase muy preliminar”, por lo que pidió “bajar el nivel de ansiedad”.

La licenciada aseguró que "es bastante probable que los virus muten y tengamos que hacer otra vacuna".La licenciada aseguró que “es bastante probable que los virus muten y tengamos que hacer otra vacuna”.
Zini sostuvo que se está analizando realizar una inversión privada “de alrededor de 70 a 80 millones de dólares” para el desarrollo de la nueva vacuna.

Asimismo, remarcó que “el Instituto Gamaleya tiene necesidad de que aumente la producción de vacunas”, lo que da impulso al acuerdo que involucra al laboratorio indio.

“Con Hetero tenemos una alianza de más de 25 años que es una fraternidad; llevamos proyectos de biotecnología con ellos”, concluyó la directora de Richmond.

“Si somos eficientes, en entre 18 y 24 meses, por ahí tenemos vacunas fabricadas en esa planta en la Argentina”

El acuerdo fue suscripto en Moscú por Tagir Sitdekov, en representación RDIF, y Marcelo Figueiras, presidente de Richmond, según una nota de la empresa local.

La Argentina viene recibiendo partidas de Sputnik V tras un acuerdo entre ambos gobiernos, y comenzó a aplicarla a trabajadores de la salud a fines de diciembre pasado.

Dejá una respuesta