Un empresario se declaró «indignado» al enterarse que en 2017 estuvo reunido con espías

  1. El vicepresidente de la Unión Industrial del Gran La Plata (UIGLP), Marcelo Jaworski, aseguró este jueves que no sabía que había miembros de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) entre los asistentes a la reunión de 2017 en el Banco Provincia en la que se abordaron las quejas que tenían los empresarios en relación a la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) de esa ciudad.

    «A partir de la reciente difusión pública a través de distintos medios de comunicación, de una video filmación de esa reunión, tomé conocimiento que esas personas serían de la Agencia Federal de Inteligencia y no del Ministerio de Trabajo, lo que me causó muchísimo malestar e indignación porque me sentí engañado», sostuvo el empresario.

    Jaworski presentó un escrito y rechazó responder preguntas en el marco de su indagatoria en la causa por la «mesa judicial bonaerense» presuntamente gestada para impulsar causas contra sindicalistas.

    Relató en el escrito que le entregó al juez federal de La Plata, Ernesto Kreplak, que la reunión del 15 de junio de 2017 fue convocada por el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires que encabezaba Marcelo Villegas y que a él le tocó asistir porque se enteraron el mismo día y el titular de la UIGLP, Hugo TImossi, no iba a llegar a tiempo.

    «Nos convocó el Ministerio de Trabajo a una reunión que se llevaría a cabo en la sede del Banco Provincia de Capital Federal, a la que asistirían el ministro, otros funcionarios y distintas entidades empresariales», sostuvo el empresario según surge del escrito al que accedió Télam.

    Al manifestar que se sintió indignado y engañado, el empresario explicó: «En primer lugar, por la presencia de gente que no tenía por qué estar allí, y porque nadie me dijo quiénes eran en realidad. Y, por otro lado, porque aunque no tengo nada que ocultar, la reunión había sido grabada sin mi consentimiento, y sin que alguien me advirtiese de dicha circunstancia».

    «Jamás participé de estrategia alguna elaborada por miembros de los gobiernos nacional, provincial y municipal (ni por alguien más), tendiente a impulsar denuncias e involucrar así en investigaciones penales a dirigentes de la Uocra seccional La Plata, y allegados», aseguró en su descargo.

    La reunión en el Bapro

    En la causa se investiga lo ocurrido en una reunión en la sede porteña del Banco Provincia el 15 de junio de 2017, cuyo contenido se conoció a partir del hallazgo en la AFI de registros audiovisuales que fueron presentados ente la justicia por la actual interventora de la central de espías, Cristina Caamaño.

    A aquel encuentro concurrieron empresarios, directivos de la AFI y funcionarios del Gobierno de María Eugenia Vidal, además del senador provincial de Juntos por el Cambio Juan Pablo Allan y el intendente de La Plata, Julio Garro, también enrolado en ese espacio político.

    A los imputados se los acusa de haber participado, durante el año 2017, en la ejecución de una estrategia, elaborada por miembros de los gobiernos nacional, provincial y municipal de la época, tendiente a impulsar denuncias e involucrar así en investigaciones penales a dirigentes de la Uocra seccional La Plata y allegados.

    «La materialización de dicha estrategia se habría dado no sólo a través del aporte de elementos probatorios -tales como la formulación de denuncias, declaraciones testimoniales, entre otros- sino también de gestiones paralelas al desarrollo de los procesos penales, tendientes a producir efectos en ellos, que involucran actividades de inteligencia ilegal e infracción a disposiciones legales de orden procesal», según surge del expediente.

     

Dejá una respuesta